se agregó correctamente a su carrito.

80 años de la Logosofía en el Uruguay y 50 años de la Escuela Primaria Logosófica

Por: Agosto 4, 2012Noticias

Carlos Bernardo González Pecotche fundó su escuela de pensamiento el 11 de agosto de 1930 en Córdoba, Argentina, cumpliéndose 82 años de aquel memorable día.

Tan feliz conmemoración encuentra a la Fundación Logosófica en Pro de la Superación Humana del Uruguay en un año especial, ya que se celebra el 80º aniversario de iniciación del movimiento logosófico en nuestro país y el 50º aniversario de creación, en Montevideo, de la primera escuela primaria logosófica en el mundo.

Como en tantas otras disciplinas, Uruguay ha sido pionero en importantes acciones que han hecho al desarrollo de la Logosofía en el mundo. En lo pedagógico, González Pecotche inició varios movimientos de alta jerarquía, citaremos algunos que entendemos más relevantes; creó cuerpos de especialización docente, dictó gran cantidad de conferencias y clases, y orientó en la formación y atención de centros de estudios, creados también en otros países.

En 1950 se inauguró, también en Montevideo, el primer edificio construido con la exclusiva finalidad de dedicarlo a la investigación logosófica, el que, años más tarde, dio cabida al Primer Congreso Internacional de Logosofía.

Nos permitimos extraer de la semblanza de Carlos Bernardo González Pecotche realizada por Luz Geis, estudiante de Logosofía desde los primeros tiempos, dos párrafos que relatan algunos aspectos de aquella experiencia:

“No solo fundó esa escuela de pensamiento, sino que la dirigió con suprema maestría hasta el 4 de abril de 1963 en que falleció. Tuve el privilegio de trabajar junto a él por largos años, casi veinte, hasta ese último día que cumplió, como siempre, su intensa actividad.

En todo ese tiempo de colaboración cercana, tanto mía como de muchos otros, pudimos comprobar su comunicativa forma de ser, mostrando que no gozaba de ningún privilegio, que, como a todos sus semejantes, se le presentaban dificultades y luchas que enfrentaba con gran entereza, constituyéndose en ejemplo de lo que enseñaba, que la adversidad debe encontrar a un valiente para vencerla.”